lunes, 4 de enero de 2010

El Templo de los Cielos


1 comentario:

Rosa de Anthares dijo...

Simplemente magnífico.

Un abrazo, amigo.